Conjunción Plutón Marte.jpg

Mañana miércoles 19 de Octubre a las 7:22 am tendrá lugar la conjunción de Marte con Plutón en Capricornio. El tránsito de Júpiter y Mercurio por Virgo implicó distintos niveles de crisis en las verdades personales de cada uno, y en las epistemologías y metodologías de cada cual para establecer su propia verdad o para dar cualquier cosa por cierta.

Luego del ingreso de Júpiter y Mercurio en Libra, hemos querido ir al encuentro de otros, a compartir nuestros hallazgos y aprender mas de la vida junto a otros. Esto ha demandado socializar de maneras que tomen en cuenta las formas de ser de esos otros, y equilibrar nuestros deseos con lo que esos otros desean.

El tránsito de Júpiter por Libra puede crear extremos en un sentido o el otro en la diada relacional: o bien una excesiva inmersión en las formas de ser y las visiones o creencias de alguien más, o bien una independencia radical que no permita una real socialización.

Al cerrarse el ciclo de Júpiter/Mercurio en Virgo, supimos interiormente que no sería posible generar mayor claridad en ese ciclo, antes de que nuevas experiencias, nuevos errores, nos ilustraran: era necesario iniciar acciones, y cosechar conocimiento a través de nuevas experiencias.  Con Júpiter/Mercurio en Libra, un nuevo ciclo de experiencia fue iniciado en el área de las relaciones. Un problema potencial inherente del arquetipo de Libra es su deseo de evitar el conflicto, de querer mantener todo ‘lindo y limpio’.

La Luna Llena en el eje Libra/Aries con la Luna conjunta a Urano Rx en Aries, está trayendo a un intenso foco de conciencia todo aquello que no haya sido tomado en cuenta por las razones que fueran, lo cual estará, de formas bastante literales, ‘explotando en la cara’, en el terreno de las relaciones que hemos querido formar o continuar. Todo aquello que alguien haya querido ‘bancarse’ a propósito del nuevo ciclo relacional, habrá ya creado desequilibrios que estarán haciéndose evidentes incluso de maneras que pueden resultar violentas o hasta chocantes.

luna-llena-libra-aries

Dentro de esto, estarán saliendo a colación temas pendientes relativos a equilibrio en las relaciones, equilibrio yo-tú, equilibrio hombre-mujer.

La intención de esto es que el nuevo ciclo reflejado en la conjunción Plutón/Marte pueda iniciarse limpiamente, y permita acción consistente y responsable – Capricornio – para que el nuevo ciclo avance, y sea realmente nuevo.

Sólo tres días antes de la conjunción tuvo lugar la Luna Llena con el Sol en Libra y la Luna en Aries conjunta a Urano. Y al momento mismo de la conjunción Plutón/Marte la Luna estará en oposición exacta con Saturno.  Estos son símbolos de polarización en la conciencia. Saturno y la Luna se correlacionan directamente con los arquetipos jungueanos de Anima y Animus, la imagen de la mujer y la imagen del hombre que existe en la psique, como resultado del condicionamiento sobre identidad y roles de género. Existe entonces, reflejado en estos símbolos, el potencial de intensa polarización entre hombres y mujeres.

Muy gráficamente tiene lugar, en este contexto, la importante manifestación ‘Ni Una Menos’. Comienza siendo una manifestación de mujeres, a la que se unen también algunos hombres, contra el femicidio y las violaciones. Sin embargo, en las redes sociales la temática se expande a incorporar todas las formas de violencia de hombres contra mujeres.

ni-una-menos

Nótese que los Nodos Lunares se encuentran en el eje Piscis/Virgo, con el Nodo Norte en Virgo regido por Mercurio en Libra, conjunto a Júpiter en Libra. En Libra también está el Sol. Como saben, el arquetipo del Zodíaco que se correlaciona con lo que se llama igualdad de género, y con todo tipo de igualdad, es precisamente Libra. Entonces necesariamente aparecen algunos hombres, y también algunas mujeres, que pretenden expandir el motivo de la manifestación a toda forma de violencia, incluyendo la violencia contra los hombres. Esto suena un tanto estúpido, debido a que las violaciones y los asesinatos de género no afectan a los hombres sino a las mujeres, mayoritariamente.

Ahora bien, si uno reflexiona sobre el porqué de tales reclamos, no es tan estúpido si se considera que Chile es un país de ‘huachos’ donde los hombres son criados por mujeres.

Es posible que en este país exista violencia contra los hombres proveniente de las mujeres?

Hay que tener en cuenta de entrada que la población de este país proviene de la mezcla de los indios con los españoles, cierto? Nop, en realidad no es cierto. La población de este país proviene de la mezcla de los españoles, con las indias. Las mujeres de esta tierra fueron usadas por los españoles para reproducirse y satisfacer sus deseos sexuales, en tanto que los hombres de esta tierra fueron esclavizados o muertos por los españoles. Esto tiene un impacto fuerte en los patrones de relación arquetípicos entre hombres y mujeres. La mujer ha tenido que traicionar a su hombre, ha extendido el linaje del enemigo, del invasor; el hombre ha perdido a su mujer ante un enemigo más poderoso, o en el caso Mapuche, ha perpetuado una guerra y ha sido derrotado en cada vuelta. Se ha dividido por género la lucha contra un enemigo común, que ha dejado así de ser un enemigo común, porque también es un proveedor y un protector. Hay que pensar en el impacto de esto en la psique de esos hijos.

Como recuerda Armando Uribe, y como elabora Rafael Jiménez, está esa escena crucial en La Araucana donde Fresia, la mujer de Caupolicán, arroja al hijo común a los pies de Caupolicán, cautivo de los españoles, que está siendo empalado por el ano con una pica. Indignada, la altiva mujer repudia “al infame hijo del infame padre”. No soporta la debilidad de su hombre. En este escenario, el violador de la mujer – y también del hombre – es una agente externo a la familia original. Desde un punto de vista del inconsciente colectivo de la nación, el mito refleja una herida de la masculinidad y de los patrones de relación entre hombres y mujeres en los que el hombre está desvalorizado. Aquí se encuentra una de las causas del ‘huachismo’ de una sociedad en que los hombres abandonan a sus esposas y sus familias, tantas veces para buscar cómo hacer más dinero, o porque no toleran la impotencia de no poder hacerlo porque se sienten de poco valor (véanse los estudios sobre el ‘huachismo’ de Gabriel Salazar y de Sonia Montecinos).

Existe el asteroide Caupolicán, cuya carta de descubrimiento podemos usar como la carta natal del héroe, y de ese arquetipo de la psique colectiva chilensis:

Caupolicán asteroide descubrimiento.jpg

En esa carta natal, el Nodo Sur está en Libra y el Nodo Norte en Aries, y Marte, regente del Nodo Norte, está en Cáncer, en cuadratura a los Nodos Lunares. El Nodo Sur de Caupolicán está en Aries, conjunto a Quirón Rx en Aries, inconjunto al Nodo Norte del miso asteroide en Virgo: si uno entiende astrología no puede no ver aquí una herida y una crisis de la masculinidad, no sólo sexual, sino también de la paternidad. Vemos aquí explicito el tema relacional, la rabia de la mujer ante la debilidad del hombre, la vulnerabilidad del cacique penetrado con una estaca hasta morir, la impotencia, el abandono. El regente del Nodo Sur, Venus, está en Leo – el hijo – en trígono con Quirón Rx en Aries. Quirón Rx en Aries forma un triseptil con Ceres y una inconjunción con Juno, con Juno y Ceres estando conjuntos en Libra. El mito queda perfectamente simbolizado, y puede verse una profunda herida en patrones de relación hombre/mujer y en las formas de hacer familia.

Varias cosas necesitarían decirse, desde un punto de vista de la salud psíquica colectiva,  sobre dinámicas de violencia de mujeres contra hombres. En general pueden ser bastante más sutiles que una violación. Hay que decir en todo caso que hay agresiones que no requieren superioridad física, y que pueden ser tanto o más devastadoras que una violación. Cuando existen tales tipos de dinámicas, los hijos serán los hijos de esas madres, y de esos padres desvalorizados, despreciados por sus mujeres. A quienes responder fácilmente a eso que las Almas de esos hombres tienen ese karma, hay que recordarles que el karma no obliga a nadie a ser un agente de retribución, y que quien oficia ese papel lo hace por sus propias razones y a través de sus propias dinámicas, y actuando y creando su propio karma.

En base a mis observaciones, y las observaciones de colegas en el área terapéutica y en el área legal, sí existe en este país un fenómeno de odiosidad bastante permeante de las mujeres hacia los hombres.

En lo personal, valoro el motivo original de la Manifestación. Es algo muy importante, fundamental. A la vez, no estoy de acuerdo con la promoción hipócrita del odio de género, ni de la exo-actuación de dinámicas histéricas (no me gusta que los hombres hablen de la histeria femenina, y sólo lo acepto como válido cuando esos hombres han asumido su propia histeria, y esos hombres son una minoría).

En la carta natal de Chile, es evidente la polarización en esta sociedad de los principios femenino/masculino, hombre/mujer, anima/animus:

Chile - natal con Caupolicán.jpg

Plutón está en la Casa IV, Casa de la Luna, el regente del Nodo Sur está en la Casa X, Casa de Saturno. Estos símbolos son fundacionales de la psique colectiva. Saturno y la Luna están en oposición directa. El asteroide Caupolicán está Rx en Acuario, conjunto al Nodo Sur de Neptuno, conjunto a Quirón y a Eros. Además está exactamente conjunto a Caupolicán en su carta de descubrimiento. Neptuno y su Nodo Sur se correlacionan directamente con el inconsciente colectivo, y por ello estos son símbolos que no pueden ignorarse.

Yo diría que a lo menos hay que tener suficiente claridad para ver la ilusión pretender que sean los hombres en sí mismos el origen del odio, y que si los hombres fueran removidos, reinaría la paz y el amor. En lo personal, creo que también sería tiempo de entender también otras cosas, como los niveles de odiosidad de mujeres hacia mujeres: de madres hacia hijas, de hijas hacia madres, de una amiga con otra amiga, de mujeres con las parejas de sus amigos, de mujeres con las amigas de sus parejas.

La lucha que hay que dar, la lucha que inevitablemente habrá que dar dentro de pocos años por venir contra un sistema depredador e inhumano, sólo podrá ganarse con la unión de todos.

La conjunción Plutón/Marte en Capricornio refleja un nuevo ciclo de deseos a nivel de todo el colectivo, que necesita tomarse con seriedad.