Solsticio 21 12 2012

Solsticio 21 12 2012

Esa es la carta del Solsticio del 21 de Diciembre del 2012, la carta del término del Calendario Maya.

Algunas observaciones generales sobre la carta del Solsticio. Variaciones individuales existirán en las distintas sociedades indicadas en las cartas locales del solsticio, en los tránsitos a las cartas ‘natales’ de los distintos países, etc.

Desde el año 1980 al año 2016 el Solsticio de 0° Capricornio está teniendo lugar en conjunción al Centro de la Galaxia, reflejo de intenciones evolutivas generales de la humanidad en relación con el contexto evolutivo mayor. Eventualmente, el avance en estas intenciones dará lugar a la integración planetaria con la comunidad galáctica dentro de algunos siglos. Estas intenciones evolutivas se basan en la necesidad de retornar a una alineación con formas de vida naturales (el Centro Galáctico está en los últimos grados de Sagitario, arquetipo que se correlaciona con Gaia, y con la totalidad del Cosmos).  Debe también tenerse presente, como otro aspecto de este contexto mayor, la transición en curso entre la Era de Piscis y la Era de Acuario, y la caída o ‘agonía’ del patriarcado. Este es el marco en el que adquiere sentido y podemos entender correctamente el significado del término de la cuenta larga del Calendario Maya: símbolos de la transición evolutiva que está ocurriendo a nivel colectivo (e individual). Otros ‘marcadores’ astrológicos de la intensidad actual del tiempo de transición sobre el planeta son: la serie de siete cuadraturas Plutón/Urano, Capricornio/Aries, entre el 2012 y el 2017, las primeras dos cuadraturas de esta serie teniendo lugar en Junio y Septiembre 2012, que reflejan la violencia resultante del conflicto entre la necesidad de cambio colectivo, y la resistencia de los grupos en el poder; el tránsito de Neptuno por Piscis, trayendo a culminación dinámicas de la Era de Piscis, que se manifiesta entre otras cosas en los deseos de los grupos en el poder de sacrificar a grandes grupos de gente que ‘no sirven’, y que son excluidos del sistema o sacrificados de formas más directas; la ocultación de Venus  que refleja la necesidad de abrazar nuevos valores (Venus)  a fin de que sea  posible la supervivencia de la especie humana en Gaia.

Nada de esto tiene que ver creencias ni con la religión. Para darse cuenta de que esto está ocurriendo, basta con enterarse de qué está pasando en el mundo, entender estos procesos con una perspectiva histórica, y luego correlacionar estos eventos con los símbolos astrológicos.

¿Existe en este tiempo un potencial evolutivo espiritual para los humanos que también esté reflejado en estos símbolos astrológicos? Por supuesto, existe un potencial de expansión de conciencia e integración con la Naturaleza, y con el Espíritu, para quienes abracen interiormente los deseos de este tipo, y hagan los esfuerzos que este proceso demanda. Nada de esto ocurrirá por sí mismo, ya que la espiritualización de la conciencia se produce a través de deseos, y de decisiones tomadas a nivel del Alma, que permiten que ocurran cambios interiores, y luego exteriores. Muchos esperan para este tiempo una iluminación colectiva. Esta es sólo una ilusión, esto no ocurrirá, la humanidad enfrenta el desafío de hacer esfuerzos para cambiar. La ‘salvación’ no viene desde afuera, sino que es el resultado de abrazar nuevas dinámicas interiores. La naturaleza de estas ilusiones y delirios colectivos, e individuales, está simbolizada en Neptuno/Quirón en Piscis, en cuadratura a los Nodos Lunares. La cuadratura de Neptuno con el Nodo Norte en Escorpio se correlaciona con la intención colectiva de disipar y evolucionar más allá de estas ilusiones, y la creación de experiencias que promuevan esta desilusión.

Este año 2012 el Solsticio de Capricornio tiene lugar nuevamente con el Sol en conjunción con Plutón en Capricornio, y en cuadratura con Urano en Aries. Este aspecto ha estado en posición el año 2010, 2011, y estará también dentro de orbe en el próximo solsticio de 0° Capricornio del 2013. La intensidad de este estos aspectos es reflejo de confrontaciones internas y externas que permitan una reformulación del sentido de propósito personal que cada individuo necesita actualizar para contribuir a las necesidades sociales, y a un sentido de cada individuo de responsabilidad por las circunstancias de su vida, que se traduzca en una actitud determinada de auto-empoderamiento para avanzar en los deseos e intenciones del Alma. Reflejan la necesidad en curso de tomar postura frente a los abusos del poder que definen el funcionamiento de estas sociedades. Reflejan asimismo la resistencia de los grupos en el poder, las grandes corporaciones, y los gobiernos, o la mayoría de los gobiernos, a servir los intereses y necesidades de la gente. Estos símbolos implican que continuará manifestándose esta resistencia (Plutón en Capricornio, Nodo Sur en Tauro, conjunto a Algol), resultante en confrontaciones de creciente intensidad. Esta creciente intensidad está simbolizada además en la Luna de Aries en la carta del Solsticio, en cuadratura con Plutón, y dentro de la fase del primer cuarto con el Sol, y formando también una conjunción con Urano en Aries: grandes grupos de gente afectadas directamente por condiciones de violencia. La necesidad creada de estas confrontaciones está indicada por supuesto en el Nodo Norte de la Luna en Escorpio, regido por Plutón en Capricornio conjunto al Sol: violencia y confrontaciones originadas en los deseos de mantener, perpetuar y asegurar un orden antinatural, versus la apremiante necesidad de una metamorfosis de todo el orden social. Esta Luna de Aries, en el Primer Cuarto  con Plutón/Sol, conjunta a Urano en Aries, está regida por Marte en Capricornio, que está en trígono con el Nodo Sur de Tauro: violencia justificada ideológicamente en función de perpetuar el estado de cosas, y toma de posición y de acción en respuesta a la represión.

Plutón es parte de una Yod exacta con Saturno en Escorpio y Júpiter en Géminis. Júpiter en Géminis está conjunto a Vesta Rx y a Ceres Rx, y en oposición a Mercurio/Venus en Sagitario. Estos son símbolos de una crisis colectiva, masiva, en las creencias y la ‘fe’ en el sistema, y de una creciente polarización en cuanto a las formas de pensamiento que permitan abordar la naturaleza de las crisis generalizadas. Implican una polarización entre las verdades naturales observables por grupos cada vez mayores de gente, y las mentiras oficiales. Con Neptuno en Piscis formando una cuadratura al eje nodal, los esfuerzos del ‘sistema’ por engañar a la gente seguirán por supuesto siendo un tema de fondo. Estos símbolos reflejan también el impacto de las consecuencias creadas a través de la distorsión de las formas de vida en los niños de estas sociedades. Un ejemplo de esto lo podemos ver en la matanza de Newtown. Otro ejemplo lo podemos ver en las campañas de vacunación en Chile para niños con dosis tóxicas. Otro ejemplo es la reducción en muchos países de los fondos presupuestarios destinados a la protección de los niños, a la salud, etc. En este nivel, Vesta se correlaciona con el sacrificio, y Ceres se correlaciona con pérdidas y dolor en las familias-la Luna en Aries, con el Nodo Norte de la Luna en Escorpio, etc. También podemos ver reflejadas en esta Yod las crisis creadas en estructuras sociales obsoletas por el fenómeno de la inmigración y el ‘multiculturalismo’, y diversos tipos de respuestas nacionalistas a este fenómeno (Plutón en Capricornio, Saturno en Escorpio). También vemos aquí un nuevo énfasis, una intensificación del fascismo, el autoritarismo, el nacionalismo en general, la corrupción, y la justificación de todo esto en base a ideologías, mentiras y desinformación masiva.

Estos símbolos de polarización ideológica y dudas crecientes y cada vez más masivas sobre verdad oficial, la oposición Júpiter/Mercurio, está ligada directamente a la toma de acción por grupos crecientes de personas: el trígono exacto de Mercurio a la Luna de Aries, con Mercurio conjunto a los nodos sur en Sagitario de Marte, Urano, y del mismo Mercurio.

Estos no son símbolos alentadores.

Hay que mencionar también la conjunción Sol/Juno, exacta en la carta del Solsticio. El nodo sur de Juno está en Acuario, en cuadratura al Eje Nodal Tauro/Escorpio, y regido por Urano en Aries, y el nodo norte de Juno está en Libra, regido por Venus en Sagitario,  se correlacionan con la continuación de los intensos procesos evolutivos y kármicos que han estado en curso en estos años recientes en las relaciones de parejas, en que ha existido la intención de resolver y terminar las relaciones que no son conducentes  al crecimiento y la evolución. A la vez, estos símbolos reflejan encuentros y formación de nuevas  relaciones de pareja, diádicas, con potencial evolutivo en que existirá un énfasis en dinámicas naturales basadas en el compromiso y la libertad, necesarias para que la evolución dentro de la pareja tenga lugar de las formas correctas. Tipos de parejas en las que exista la responsabilidad de abrazar una evolución de la pareja, y de los individuos dentro de la pareja, de formas en que estas pareja puedan ser un aporte, en vez de una dificultad, en la actualización de aquello que cada Alma debe aportar a los demás, al todo social, en estos tiempos de transición.

Anuncios